Guía Práctica Clínica: Prevención de la trombosis venosa profunda y tromboembolismo pulmonar

En cumplimiento de la Resolución 3100 de 2019, los Prestadores de Servicios de Salud, deben contar con Guías de Práctica Clínica – GPC, para las patologías que se presentan con mayor frecuencia en cada uno de los servicios; igualmente dicha normatividad establece la posibilidad de adopción de GPC, siempre y cuando estén desarrolladas con la mejor evidencia científica.

Guía Práctica Clínica Prevención Trombosis Venosa Profunda y TEP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.