Prevención sepas bacterianas resistentes a Colistina – Circular 027 de 2017

 

En el 2016 el Instituto Nacional de Salud – INS, generó una alerta en el cual se informaba acerca de la resistencia de la COLISTINA en aislamientos de Salmonella entérica serovar Typhimurium y Escherrichia Coli de origen humano.

 

La COLISTINA (Polimixina D) ha generado importancia como tratamiento de elección para infecciones causadas por bacterias Gram negativas multirresistentes; la Organización Mundial de la Salud – OMS ha sugerido que la fuente probable de la resistencia a la COLISTINA sería el consumo de Polimixinas en la crianza de animales para la producción de alimentos.

Las IPS deberán implementar las siguientes directrices:

  • Cuando se detecte la presencia de bacterias resistentes a Colistina mcr-1 en el ámbito hospitalario, debe aislarse al paciente.
  • Implementar planes de contingencia para garantizar una atención oportuna, teniendo una adecuada infraestructura, disponibilidad de insumos, equipos médicos y suficiencia del recurso humano; para ello debe garantizarse el cumplimiento de los requisitos establecidos en el Sistema Único de Habilitación.
  • Actualizar los conocimientos teóricos y prácticos sobre las características clínica y microbiológicos, tratamiento oportuno, realización de pruebas diagnósticas necesarias y el uso racional de antibióticos.
  • Fortalecer la implementación de las directrices establecidas en el protocolo de uso racional de antibióticos.
  • Garantizar esquemas adecuados y completos de antibióticos, según recomendaciones establecidas en las Guías de Práctica Clínica –GPC.
  • Realizar auditorías internas, que evalúen el cumplimiento de las directrices establecidas en los protocolos y GPC.
  • Los médicos deberán dejar consignado en la historia clínica del paciente, la presencia de resistencia a la COLISTINA mcr-1.
  • Medias de control a implementarse:
  • Lavado de manos.
  • Uso de guantes.
  • Protección facial, en caso de riesgo de salpicadura por fluidos corporales.
  • Uso de bata, en caso de riesgo de salpicadura por fluidos corporales.
  • Tomar medidas para evitar accidentes al personal, por manipulación de elementos cortopunzantes.
  • Protocolos actualizados para la limpieza y desinfección de equipos, superficies, etc.
  • Asignar al paciente, Idealmente habitación individual.

 

Ver documento completo

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *