Seguimiento ambulatorio del Paciente con Asma

El Ministerio de Salud presenta procedimiento, donde se describen las actividades a realizar, para el seguimiento ambulatorio de los pacientes con diagnóstico de asma.
La atención del paciente con asma, deberán contemplar las siguientes atenciones ambulatorias:

  • Atención por medicina general, familiar, pediatría o medicina interna de acuerdo con el grupo etario.
  • Atención por especialista en neumología pediátrica o de adultos de acuerdo con el grupo etario.
  • Atención por enfermería o terapia física o respiratoria.
  • Monitorización de la función pulmonar anual a través de espirometría.
  • Monitorización del flujo pico en casa.
  • Atención por trabajo social.
  • Atención por psicología.
  • Atención por nutrición.

La monitorización de este tipo de pacientes, deberá realizarse con espirometría, la cual deberá solicitarse mínimamente una vez al año.

Para el control de la enfermedad, deberán contemplarse las siguientes medidas:

  • Precaución en la prescripción y uso de antiinflamatorios no esteroideos.
  • Precaución en la prescripción y uso de β-bloqueadores (estos medicamentos son de uso médico y siempre se debe evaluar el riesgo beneficio de usarlos en un paciente con asma).
  • Evitar y controlar la presencia de alérgenos domiciliarios, con especial énfasis en el control de ácaros, la presencia de tabaquismo de segunda y tercera mano y definir el impacto en la tenencia de mascotas.
  • Determinar la presencia de asma inducida por estrés y controlar los factores de tipo emocional o social desencadenantes para el manejo conjunto con el profesional de psicología.
  • Determinar la presencia de asma inducida por ejercicio y prescribir en el Plan de Acción las acciones necesarias para la práctica de actividad física.
  • Determinar la presencia de asma con obesidad, derivar a la ruta correspondiente y continuar el manejo concomitante, con el objeto de reducir el peso. Es importante resaltar que en ocasiones las personas obesas pueden cursar con síntomas respiratorios que imitan el asma debido al desacondicionamiento físico, la restricción mecánica, o la presencia de Síndrome de Apnea Hipoapnea Obstructiva del Sueño (SAHOS).
  • Determinar la presencia de asma ocupacional de acuerdo con la historia clínica. Es importante que se incluyan intervenciones en pro de eliminar el agente desencadenante en la medida de lo posible y evitar la exposición futura al mismo, pues esto mejora la respuesta clínica y el pronóstico. El manejo del asma ocupacional requiere atención especial de acuerdo con las Guías de Atención Integral de Salud Ocupacional vigentes.

Seguimiento Ambulatorio del Paciente con Asma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *